Comparte

Existe una gran expectación por el desarrollo del Mundial de Qatar 2022. Sin embargo, el país asiático y los organizadores cuentan con diversas denuncias por abuso laboral y adeudamiento de salarios.

Ahora el gobierno de Qatar detuvo y deportó a al menos 60 trabajadores que protestaron por salarios impagos. De acuerdo a lo informado por activistas de derechos laborales, los empleados –oriundos de países como Nepal, Bangladesh, India, Egipto y Filipinas– no percibían su salario desde hace seis meses.

Las manifestaciones se llevaron a cabo en frente a las oficinas de Al Bandary International Group, una importante empresa constructora, según apuntó Equidem, una organización de derechos laborales con sede en Londres.

En tanto, desde el Washington Post comentaron que una fuente al interior del gobierno, a través de un comunicado, sostuvo que las detenciones y deportaciones se dieron porque los involucrados violaron leyes de seguridad pública y que el incidente estaba bajo investigación.

"Todos los salarios y beneficios atrasados están siendo pagados por el Ministerio de Trabajo", rezaba el comunicado oficial emanado del gobierno local.

"La empresa ya estaba siendo investigada por las autoridades por falta de pago de salarios antes del incidente, y ahora se están tomando más medidas después de que se incumpliera el plazo para liquidar los pagos de salarios pendientes", añadió.

Últimas Noticias