puerto coronelEl clima impactó fuertemente a las frutas, y los productos forestales se están viendo afectados por menores precios. En términos de mercados, Asia es el único que registra avances.

Los factores internos -principalmente el impacto climático y la incertidumbre en el país- terminaron por pasarle la cuenta al sector silvoagropecuario. De hecho, sus envíos cayeron 4%, registrando una disminución de US$ 332 millones en la primera mitad de este año, y los retornos totalizarían los US$ 14.228 millones en 2016, según un reciente estudio de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA). Esto se traduciría en el nivel más bajo de ventas del sector desde 2010.

El informe reveló que la caída en el valor total de los embarques afectaron en particular a las exportaciones agrícolas, en especial a la fruta fresca -que fue impactada fuertemente por el clima- exhibiendo una pérdida de casi US$ 170 millones. La baja generalizada en los precios promedio de los productos forestales también incidió en los menores envíos, con cerca de US$ 100 millones menos. A esto se agrega también la caída de las exportaciones pecuarias que se redujeron en más de US$ 60 millones en los primeros seis meses del actual ejercicio.

Con ello, la SNA advirtió a través del estudio que 2016 sería el segundo año consecutivo de contracción de las exportaciones, luego de 15 años de sostenido crecimiento -con la sola excepción del 2009 por el episodio de la crisis subprime. La gerenta de Estudios de la SNA, Ema Budinich, señaló que a partir de 2009, luego de esa fuerte caída, se produjo un repunte importante de las ventas del sector, alcanzando un peak de US$ 16 millones, cifra muy superior a la actual.

Budinich estima que, pese al potencial que tiene, el rubro actualmente está estancado. “El tema es el estado de ánimo que hay para recuperar el crecimiento y eso no es solo sobrevivir, es también recuperar el ritmo de inversión”, sostuvo. Añadió que reformas como la del Código de Aguas y la laboral son cambios que preocupan profundamente al sector, puesto que no hay claridad sobre cómo operará la actividad en el futuro.

Frutas: las más golpeadas del agro

El efecto climático fue el peor enemigo para las exportaciones agrícolas, afectando fuertemente los envíos de fruta fresca. De hecho, la uva de mesa -que es la principal especie de exportación para el sector frutícola- vio impactadas sus cosechas producto de este escenario.

Ricardo Ariztía Tagle, gerente general de Empresas AT y director de la SNA, advirtió que en las cifras repercute lo que pasó hace unos cuatro años, época en que el agro se enfrentaba a temporadas con un dólar bajo. “Cuando la agricultura se descapitaliza cuatro años, eso se nota”, sostuvo.

Ariztía añadió que la incertidumbre influye, ya que contra los cambios climáticos existen herramientas, como los techos, para disminuir los efectos. Sin embargo, advierte que para eso hay que invertir y hoy están prácticamente frenadas las inversiones.

El sector vitivinícola sigue optimista

Pese a que el último tiempo el sector vitivinícola no ha recibido buenas noticias, puesto que el dólar ha bajado y que se ha dicho que el Brexit los podría impactar, en el rubro siguen mirando el 2016 con optimismo. El presidente de Vinos de Chile, Mario Pablo Silva, explicó que las estimaciones del dólar de aquí a fines de año rondan el rango entre $680 y $690, unos $20 por debajo de la proyección que se tenía hasta hace poco. Sin embargo, cree que obtendrán retornos cercanos al 6% este año, totalizando envíos por unos US$ 1.700 millones. No obstante, advirtió que “si hubiésemos tenido políticas más claras, el crecimiento podría haber sido de dos dígitos”.

Retornos del rubro forestal caerían 4%

La baja generalizada en los precios promedio de los productos que el sector forestal chileno exporta es la principal razón que explica la caída de 4% en los envíos de este rubro para el primer semestre de 2015. La SNA estima que esta tendencia se mantendría durante este año, lo que se traduciría en que los envíos de este sector cierren el 2016 con US$ 4.658 millones, lo que implica una baja de justamente 4%, respecto del año pasado.

Según las últimas cifras del Banco Central al cierre de junio, los embarques de celulosa, papel y otros fueron los más golpeados, aunque los de productos forestales y muebles de madera también cayeron.

Sobrestock mundial de granos y semillas

Un retroceso de 4% registraron los envíos de semillas en la primera mitad de este año.

Los granos y semillas están experimentando un problema de mercado.

Dario Polloni, productor y asesor comercial de Agronegocios, explicó en una presentación en mayo en un seminario de la SNA, que una demanda que crece más lento que la oferta parece estar sepultando al mercado chileno de los granos. “Tanto el maíz como el trigo están pasando por un período internacional de alto stock porque ha habido temporadas de muy buenas producciones los últimos dos años y, por lo tanto, el precio internacional ha bajado”, dijo.

Pecuario: Buenas expectativas para la carne

Si bien las exportaciones del sector pecuario registraron retrocesos, los actores tienen expectativas diversas respecto del futuro del sector. La menor producción de leche -que está haciendo que Chile esté importando más leche de la que vende al extranjero- está dada, a juicio de Robert Cussen, gerente general de Best-Fed, por la sequía y los bajos precios pagados a productor.

No obstante, el sector pecuario también enfrenta otras realidades. Rafael Lecaros, gerente general de Faenacar, dice que en cuanto a exportaciones de carne de vacuno se mantiene un crecimiento respecto a 2015, lo que los mantiene optimistas en este rubro.

Fuente: El Mercurio