Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, durante 2019 se generaron 20 millones de toneladas de desechos en Chile, de los cuales un 39,9% correspondió a residuos sólidos municipales.

Para enfrentar este problema, la Cámara Alemana, AHK Chile, está realizando un proyecto implementado en las comunas de San Javier, Río Claro y Parral, con el que busca apoyar la elaboración de sus propias políticas locales de economía circular y gestión de residuos, para incluirlas en sus planes de desarrollo comunal.

En El Agro, quisimos hablar con Annika Schüttler, Jefe de Proyectos de Energía y Sustentabilidad de la Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria, para conocer más de este proyecto.

Importancia de la revalorización

Según Schüttler, “más de la mitad de los residuos que se generan a nivel doméstico son orgánicos, y el problema de meterlos en el mismo saco cuando los llevamos al vertedero es que generan el gas metano al descomponerse, y además nos está deprivando de un recurso super importante”.

Y agregó que lo anterior “lo saben todos los agricultores, que los residuos orgánicos es algo donde quedan todos los nutrientes y se pueden valorizar nuevamente, e incorporar al suelo, nutriendo nuestro suelo, entonces es una locura que los estemos desechando”.

El proyecto

Esta iniciativa, llevada a cabo por la Cámara Chileno-Alemana “se enmarca dentro de la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos del Ministerio del Medio Ambiente, y hoy estamos en el 1% de residuos orgánicos que se valorizan , y queremos llegar al 66% al año 2040, con una meta entremedio que es del 30% al año 2030”.

Schüttler añadió que “necesitamos que todas las municipalidades piensen cómo van a contribuir a esta meta. Hablamos con el Ministerio, quienes querían que apoyáramos a estas tres comunas en la Region del Maule, porque los vertederos en esa zona están en un punto de saturación”.

Soluciones

Para la jefe de proyecto de la Cámara, “la gestión de residuos está bajo un crónico desfinanciamiento, porque muy poca gente en Chile paga por Aseo y Ornato, entonces cualquier solución que uno proponga que aumente el costo, es difícil que se sustente en el tiempo. Por lo mismo, estamos viendo soluciones tecnológicas, buscando alianzas público-privadas, para que a municipios les salga a costo cero este servicio de tratamiento de gestión de residuos orgánicos”.

Por otro lado, Schüttler indicó que otro de los objetivos es “aumentar la conciencia a nivel ciudadano, que es super importante la participación. Por ahora buscamos que de aquí a fin de año hayamos desarrollado los 3 planes de acción para esos municipios y dar una guía a la mayor cantidad de municipios”.