14122019 - 15:12 La triste razón por la que Sebastián Ramírez debió abandonar el set de "Podemos hablar"
Agricultura
Frecuencias de Agricultura en regiones
Copiapó 101.3 FM
La Serena 100.3 FM
Valparaíso 92.5 FM
Valle del Aconcagua 102.3 FM
Santiago 92.1 FM
San Fernando 99.1 FM
Talca 94.5 FM
Los Ángeles 100.5 FM
Concepción 88.1 FM
Temuco 103.9 FM
Osorno 91.1 FM
Puerto Montt 96.9 FM
Coyhaique 104.1 FM
Punta Arenas 98.7 FM
Entretención

La triste razón por la que Sebastián Ramírez debió abandonar el set de "Podemos hablar"

Por Ignacio Echeverría |
Imagen del post
Crédito: Captura

Este viernes se emitió un nuevo capítulo de Podemos Hablar en CHV que contó con la presencia de Malucha Pinto, León Murillo, Sebastián Ramírez, Pablo Ruiz, Isidora Ureta y la diputada Marisela Santibáñez.

En la segunda sección del programa, llamada ‘Punto de encuentro’, Julián Elfenbein lanzó la pregunta “quién ha sufrido por estar alejados o distanciados por un familiar”.

Marisela habló de su hija Rafaella, lo que provocó una profunda pena en el ex “Resistiré” Sebastián Ramírez, quien habló de su hija que hoy tiene 10 años.

“Yo soy papá, y me arrepiento haber sido papá a tan temprana edad. No fue un accidente, la quise tener. Uno piensa que cuando fue a temprana edad, fue un cagazo, un accidente, pero yo la quise tener porque en un momento de mi vida toqué fondo. Trabajé 7 años en la noche, en carretes, y trae excesos”, comenzó contando el chico reality.

Agregó que a raíz de la mala relación con su expareja terminó dejando a su hija de lado, prefiriendo viajar por el mundo y entrar a realities. Pese a esto, reconoció que siempre se ha preocupado de que a su hija no le falte nada, pero Matilda, hija, ha generado cierto rechazo hacia él.

“Yo cometí errores y lo asumo”. Pero pese a todo, el joven hizo un mea culpa: “No hay día en que no piense en mi hija (…) ojalá podamos conversar, que solucionemos esto. Ella no me prohíbe verla, pero hay situaciones. Que tu hijo te tenga cierto rechazo, duele”, confesó. Tras decir esto, el ex “Resistiré” le pidió perdón a su ex.

La dinámica continuó y Ramírez de pronto desapareció del estudio. Pero luego reapareció justo antes de iniciar la comida para conversar con Julián. Ahí le reconoció que se había ido para llorar por lo que confesó.

 

“Tuve muchos problemas, a mí se me ha hecho difícil (…) tengo miedo de ser rechazado. Estos cinco, seis meses he estado así, porque siempre hay un problema, porque siempre me la tengo que ganar”, fue parte del desahogo de Seba, a lo que Julián le respondió que debía luchar por no perderla, aunque sea rechazado.

“No quiero pensar mucho en eso, por eso tengo que salir, hacer otras cosas, para olvidarme un poco. Pero me da una lata y una pena terrible”, cerró el chico reality.


Potenciado por