• Cargando...
En Vivo
Señal 1 Señal 2
  • Contacto
  • Frecuencias

“No es de presumida”: Kathy Contreras impactó con su actual estado físico a días de dar a luz

Ignacio Echeverría
“No es de presumida”: Kathy Contreras impactó con su actual estado físico a días de dar a luz Crédito: Instagram

La ex chica reality Kathy Contreras se convirtió en madre por primera vez el pasado 27 de mayo, dando a luz a su hija Selva.

A través de sus redes sociales había contado que su parto se había extendido por 21 horas, y que no pudo tener un parto natural en su casa, como ella quería ante el dolor que sentía, por lo que fue a una clínica.

Ya a días del nacimiento de Selva, la también influencer mostró su actual estado físico. Es que desde que tuvo a Selva, ha bajado 9 kilos.

Quiero compartirles algo que me sorprendió y no es de presumida, aunque debo admitir que me gustó, pero más bien me llamó la atención de mi propio cuerpo y su sabiduría. Subí 11 kilos y ahora a 8 días del parto bajé 9, y muchas me han preguntado qué hice“, confesó.

“Les puedo contar un poco de mi experiencia, pero se que cada mujer es un universo hermoso y único. Hubo dos cosas importantes a nivel psicológico que ocurrieron en mi gestación”, comenzó contando.

“Una amiga que estudió #biodescodificacion me dijo que las mujeres quedaban generalmente con pancita después de parir por no soltar a bebé y la etapa de gestar (todo esto que les digo es a nivel del inconsciente, 99%). A mi me ocurrió que unos días antes de parir me sinceré conmigo misma y me di cuenta que sentía más confianza en mi cuidando de mi hija dentro mío que fuera, y lo más alentador en mi parto fué escuchar a una de las matronas decirme “Vamos Kathy SUELTA A SELVA” , era el momento de soltar mi etapa de #gestacion y atravesar a un nuevo ciclo”, dijo.

Por otra parte, “una amiga que había parido 7 meses antes que yo aproximadamente me dijo que ella había anhelado tanto ser madre que lamentó que le tocara en cuarentena, ya que quería pasearse por to2 lados con su pancita, se sentía muy mina”.

“Me llamó muchísimo la atención escuchar aquello, ya que yo tenía 4 meses y me daba mucho temor el como me vería con pancita, pero ese día me dije a mi misma que me abriría al cambio con amor y aceptación. Comencé a trabajar autoafirmaciones “Amo mi pancita, me amo y me acepto en este cambio… etc etc…” y comencé a disfrutar cada instante, arreglarme para ir a control al medico me encantaba, buscar atuendos que me hicieran sentir bella con mi pancita y no descuidar de mi, porque sabía que toda emoción se la traspasaba a mi hija”, dijo.

“Y bueno, la alimentación consciente. No quiero decir que no hice desajustes, pero si fui a una consulta nutricional para saber un poco más de mi y como mi organismo reaccionaría a distintos tipos de alimento. Y por último, el ejercicio… Mi filosofía fue siempre ir hacia el autoconocimiento psicológico, emocional y físico, conocer nuestras fortalezas y también nuestros límites”, cerró.

Revisa las fotografías:

Instagram

 

Relacionados