Agence France-Presse
Comparte

El Congreso de Perú incorporó el jueves a tres nuevos legisladores del partido de Keiko Fujimori, en reemplazo de su hermano y rival Kenji y otros dos disidentes suspendidos la semana pasada para ser investigados por la justicia.

Los nuevos parlamentarios prestaron juramento ante el presidente del Congreso, Luis Galarreta, quien también es miembro del partido de la hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), que domina el Congreso peruano.

Con ellos tres se elevaron a 62 los legisladores de Fuerza Popular (derecha populista) de Keiko, que había perdido la mayoría absoluta que tenía desde 2016 por las renuncias a la bancada de una docena de parlamentarios, entre ellos Kenji. El Congreso tiene 130 miembros.

Los reemplazantes son Ángel Neyra por Kenji; María Candelaria Ramos por Bienvenido Ramírez; y César Campos por Guillermo Bocángel, quienes eran "suplentes" en la papeleta electoral fujimorista en 2016.

El menor de los Fujimori será investigado por la fiscalía por cohecho y tráfico de influencias, acusado de haber intentado comprar votos para evitar la destitución del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció en marzo.

La suspensión puede durar el resto del mandato de los tres parlamentarios (julio de 2021), debido a la lentitud del sistema judicial.

La suspensión de Kenji, de 38 años, selló el cisma en el fujimorismo y podría conducir a que ambos hermanos se enfrenten en las presidenciales de 2021, algo inédito en Perú.

Sin embargo, el partido de Keiko, de 43 años, no consiguió los votos para destituir a Kenji, lo que le impediría ser candidato en 2021.

Los hermanos se disputan el legado político de su padre, quien fue condenado por crímenes contra la humanidad y corrupción, pero es venerado por muchos peruanos porque acabó con Sendero Luminoso y con la hiperinflación.

Últimas Noticias