Comparte

Al menos 63 personas murieron y 182 resultaron heridas en un atentado suicida en el estado de Kabul, Afganistán. El hecho ocurrió durante la noche del sábado en una fiesta matrimonial al interior de la sala de bodas Shar Dubai. Este es el peor ataque en meses, justo cuando la población aguarda un acuerdo entre los talibanes y Estados Unidos.

"Entre las víctimas hay mujeres y niños", precisó el portavoz del ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, quien dio a conocer el terrible balance de este ataque perpetrado por "un kamikaze que hizo detonar sus explosivos".

En tanto, dos de los portavoces talibanes, condenaron el hecho en redes sociales.

"El Emirato islámico (nombre que se dan los talibanes) condena con firmeza el atentado contra civiles en Kabul. Cometer este tipo de asesinatos deliberados y brutales y tomar como blanco a mujeres y niños no tiene ninguna justificación", publicaron a través de Twitter.

Por su parte el presidente afgano, Ashraf Ghani, reaccionó y calificó de  "bárbaro" el incidente. "Los talibanes no pueden eximirse de cualquier responsabilidad ya que sirven como plataforma de los terroristas", agregó la autoridad.

Este atentado se produjo un día antes de la conmemoración del centenario de la independencia de Afganistán de la dominación colonial británica.

AFP

Últimas Noticias