¿Qué son las familias olfativas de perfumes?

Entre la gran variedad de perfumes que hay en el mercado, ¿cómo puedes diferenciar unos de otros? ¿Qué características los definen y les dan su aroma y personalidad único? Descubre aquí cómo se clasifican los perfumes según sus familias olfativas.

¿Por qué se clasifican los perfumes en familias?

Aunque se usan desde la antigüedad, fue hasta finales del siglo XX que la industria comenzó a establecer familias de perfumes, buscando identificar estructuras y características semejantes en cada fragancia.

Con eso en mente, se propusieron catalogar los ingredientes y notas aromáticas predominantes en diferentes perfumes hasta dar con las categorías correctas.

Fue difícil, pues los perfumistas expertos reconocían que cada persona aprecia los perfumes de manera diferente y que cada día las combinaciones se volvían más atrevidas.

6 familias de perfumes

Aunque hoy día no existe una clasificación de familias aceptada a nivel mundial, la Academia del Perfume reconoce las siguientes familias olfativas, que se distinguen por los ingredientes utilizados y los aromas que posteriormente generan.

1. Cítrica

La familia cítrica también se conoce como Hespéride y se caracteriza por notas aromáticas provenientes de frutos y cítricos como los siguientes:

Como resultado, estos perfumes suelen tener un toque ácido, fresco, perfecto para cualquier época del año.

2. Floral

Una de las familias olfativas más extensas. Ahora bien, debes saber que estos perfumes pueden estar basados en una única flor (soliflore), o en la agrupación de varias flores (bouquet). Entre estas podrás encontrar:

Suelen ser fragancias dulces y suaves, aunque han surgido subgrupos que experimentan con los olores hasta crear efectos nuevos.

3. Chipre

Esta familia combina los aromas frescos típicos de los ingredientes cítricos con una base más profunda, terrosa. Debido a esto, los perfumes Chipre se consideran más “abstractos”, aunque eso no impide que puedas reconocer varios aromas en su fabricación:

Aunque no es un limitante, prueba aplicar estos aromas durante la primavera.

4. Amaderada

Como bien dice el nombre, la característica principal de este perfume es que recoge los aromas de diversas maderas y resinas, así como otra flora que se encuentra típicamente en bosques o tundras:

El gran número de árboles permite, a su vez, una gran flexibilidad aromática durante la creación de estos perfumes.

5. Fougère

Todavía hablando de los aromas del bosque, la familia fougère (helecho, en francés), pone énfasis en la hierba y plantas en vez de las maderas, aprovechando los aromas de:

Esta familia se asocia a las fragancias masculinas, pues pretende reproducir olores de fantasía como hierba recién cortada o heno recién segado.

6. Ambarada u Oriental

A estos perfumes se les suele considerar más secos, almizclados y dulces que a los aromas de otras familias, puesto que usan resinas, especias, maderas y diferentes bálsamos durante su producción:

Debido a la intensidad de estos olores, los aromas ambarados suelen incrementar su duración y pasar más tiempo adheridos a la piel.

¿Cuál de estos perfumes quedaría mejor con tu personalidad? Ahora que sabes las características que los definen, podrás elegir el perfume de la familia olfativa que más te atraiga y pueda provocar los efectos que desees.