Trucos para sacar las manchas de tus plumones

La higiene de las sábanas, fundas y plumones es más que estética: también se relaciona con la higiene del sueño y, por lo tanto, con tu productividad a lo largo del día. Pensado en esto, hoy te daremos algunos tips paso a paso para mantener tus plumones como nuevos por más tiempo, según el tipo de mancha del que se trate.

Por supuesto, recuerda revisar las indicaciones que tu plumón tenga en sus etiquetas de lavado.

Manchas de maquillaje

Humedece con agua tibia el área en que se produjo la mancha.

Frota el plumón con detergente en barra para textiles y déjalo secar.

Lávalo y sécalo a máquina como de costumbre.

Manchas de grasa o comida

Espolvorea con talco el área de la mancha y déjalo ahí durante unos minutos.

Utiliza un cepillo para tallar suavemente la zona, de manera que el talco vaya sacando la mancha.

Lava y seca tu plumón a máquina como de costumbre.

Manchas de chocolate

Con ayuda de un paño previamente humedecido con agua y jabón, frota la zona de la mancha.

Sumerge el área en un contenedor con vinagre blanco y déjalo ahí durante una hora.

Lávalo a máquina como de costumbre.

Manchas de vino

Coloca una cucharada de talco sobre la mancha y déjalo absorber.

Usa un cepillo para tallar suavemente la zona y agrega unas gotas de limón, dejando que actúe durante al menos un minuto.

Lávalo a máquina como de costumbre.

Manchas de orina

Esparce bicarbonato de sodio sobre el área manchada.

Prepara una tina con agua tibia y dos tazas de agua oxigenada y sumerge el plumón por completo.

Déjalo remojar durante unos minutos.

Con ayuda de un cepillo, talla el área manchada y vuelve a poner la prenda en remojo durante unos minutos.

Con un hisopo, aplica vinagre blanco al área manchada.

Lava tu plumón a máquina como de costumbre.

Manchas de sangre

Para obtener mejores resultados, este tipo de manchas deben removerse en el momento en que se producen, puesto que retirar sangre seca es más difícil. De ahí que, dependiendo de la antigüedad de la mancha, se recomienden dos procedimientos distintos.

Manchas recientes

En una tina con agua fría, talla la zona manchada con una esponja y el detergente que prefieras.

Lava a máquina como de costumbre.

Manchas antiguas

Prepara una pasta a base de agua y sal.

Aplica la mezcla sobre la mancha de sangre seca y déjala reposar por unos minutos.

Lava el plumón a máquina como de costumbre.

Otra opción para sacar este tipo de mancha es usar detergente. Si prefieres hacerlo de esta manera, toma nota de los siguientes pasos:

Humedece con agua fría el área de la mancha.

Forma una pasta con agua y detergente en polvo.

Con ayuda de un cepillo, frota esta mezcla sobre el área manchada.

Intensifica el tallado hasta que se forme espuma.

Lava el plumón a máquina como de costumbre.

Conocer y poner en práctica estos consejos para el cuidado de tus plumones no solo te permitirá dar una mejor apariencia al dormitorio; también te dará libertad para elegir los modelos más elegantes sin la preocupación de que se echen a perder por accidente.