Repetidas amenazas de muerte han recibido activistas del Movimiento e Integración y Liberación Homosexual (Movilh) tras la aprobación del matrimonio igualitario, por lo que la organización denunciará los hechos a las policías y analiza qué acciones legales se pueden cursar contra quienes resulten responsables.

El encargado de DD.HH. del Movilh, Ramón Gómez, precisó que las “amenazas las ha lanzado un sujeto que ha llamado tanto a nuestro fono fijo, como a nuestro celular, cuyos números están publicados en nuestra web y en diversos documentos públicos”.

En esa misma línea, detalló que “son mensajes muy violentos y gravísimos y que literalmente han provocado temor, por lo cual estamos analizando solicitar alguna medida de protección”.

Las amenazas expresan odio contra la aprobación del matrimonio igualitario y contra la existencia del Movilh. Aunque las amenazas van dirigidas contra cualquier activista del Movilh, pensamos que están focalizadas hacia uno de nuestros dirigentes, por lo cual estamos adoptando algunas medidas preventivas, como es no dar su nombre públicamente”, añadió.

“Llamamos a las autoridades, en especial a las de seguridad, a adoptar todas las medidas que estén a su alcance y que sean pertinentes frente a amenazas de este tipo”, finalizó Gómez.

Las amenazas

Entre otros, el agresor ha señalado por fono “¿Oye, que es esa ley culiá que salió en la tele? No estai viendo que hay niños chicos en este mundo y vo estai sacando esa guevá de Movilh y sacando esa guevá de ley donde sale mujer con mujer, hombre con hombre. Vo sabi que piensa un niño chico se ve esa guevá en la calle o no. ¿Ah? ¿Vo teni mente o no? Esa guevá del Movilh. no es nada bonito. Acaso no sabí de la historia de Sodoma y Gomorra. Dios mató a esa ciudad de hombres, con hombres, mujeres, con mujeres, los quemó (Sic)”.

“Te registré guevón, te seguí. Sé donde viví. Erí un degenerado. A mí no me sale ni por curao bala guevón. Volví a las andanzas de nuevo. A matar a los travestis y todo eso, a limpiar el mundo. Si hay que limpiarlo, hay que limpiarlo. Si hay que matarlos, hay que matarlos, porque no sirven. Son unos bastardos, son unos degenerados (sic)”, señaló el agresor.

Agencia Uno.