El Gobierno puso discusión inmediata al proyecto de ley corta de pensiones, que incluye, mediante indicaciones, la Pensión Garantizada Universal (PGU).

De esta manera, se busca aumentar de $176 mil a $185 mil la actual Pensión Básica Solidaria y llegar al 90% del Registro Social de Hogares.

El proyecto busca “mejorar las pensiones de los actuales y futuros pensionados a través de la creación de una Pensión Garantizada Universal (PGU) de $185.000 para todos los adultos mayores que pertenezcan al 80% más pobre de la población mayor de 65 años».

«Para quienes se encuentren entre el 81% y el 90%, recibirán un porcentaje de la PGU, el cual irá disminuyendo progresivamente», sostiene la iniciativa.

Según 24 Horas, el presidente de la Comisión de Hacienda, el diputado Pablo Lorenzini, señaló que la idea del Gobierno «ha causado muy buena recepción».

«Independiente de lo que el próximo Gobierno haga para mejorar las pensiones, debemos dejarlo resuelto ahora. Para ello debemos usar el poco espacio que nos queda», indicó.

En tanto, para hoy a las 15.00 horas está citada dicha comisión con el objetivo de «aprobarlo entre hoy y mañana para que a la vuelta de la semana distrital pueda ir a Sala durante la primera semana de enero y luego al Senado», según dijo Lorenzini.

«Existe buen ánimo para darle rapidez, porque si nos demoramos se acabó», enfatizó el diputado.