PDI encontró al interior de un segundo piso de un domicilio en la comuna de Recoleta una habitación que funcionaba como un pub clandestino.

Durante el procedimiento de fiscalización de extranjeros, materializado por detectives del Departamento de Policía Internacional, dependiente de la Prefectura de Migraciones y policía internacional Metropolitana, se detuvieron a dos personas de nacionalidad dominicana, quienes estarían a cargo del negocio.

Ambos imputados se encontraban de manera irregular en el país. Uno de ellos fue detenido por infracción flagrante a la Ley de Armas, al mantener en su poder un arma de fuego tipo pistola, marca Bersa, modelo TPR 40, sin número de serie a la vista, calibre 40; y la otra tenía una orden de detención por el delito de hurto simple.

En el lugar fue incautado más de 300 botellas de cerveza que poseían para comercializar a sus clientes, los cuales, al momento de la fiscalización, la mayoría de los presentes eran extranjeros. De las cerca de diez personas presentes, cuatro estaban de forma irregular en el país.