La ministra de Salud, María Begoña Yarza, junto a la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, y el subsecretario de Salud Pública, Cristóbal Cuadrado, sostuvieron una reunión donde acordaron medidas dirigidas a los laboratorios y recomendaciones prácticas para usuarias tendientes a evitar problemas producto de errores en la elaboración, rotulación y venta de píldoras anticonceptivas.

La titular de la cartera de Salud explicó que esta decisión se enmarca en el inicio de un trabajo conjunto en distintas prioridades que estarán contenidas en una Agenda Sanitaria y de Género. «Esta agenda, que estamos formalizando hoy, comienza resolviendo con instrumentos que tiene el Ejecutivo para avanzar en temas que son bien sentidos. Hoy queremos formalizar una agenda que hemos estado trabajando y que, por cierto, tiene un camino a recorrer bastante amplio», indicó.

La autoridad recordó casos como los errores en envasado de anticonceptivos de al menos tres laboratorios que han ocurrido desde 2018: «Vamos a tomar medidas para que esto no vuelva a ocurrir y queremos instalar que la seguridad de los medicamentos para el sistema sanitario es muy relevante. Por un lado, un grupo de medidas tienen que ver con la fabricación, buenas prácticas y una serie de regulaciones del plano de la fiscalización y estándares de calidad. Y por otro lado, la capacidad que tenemos ambos ministerios para instalar una conversación más educativa con mayores elementos para tomar decisiones», dijo.

Sobre los anuncios, la ministra Antonia Orellana detalló que «hemos tomado medidas inmediatas. Primero, distinguir entre los colores de las pastillas con principio activo y los placebos, establecer cambios de rótulo y folletos para hacer un mejor seguimiento de quién realizó la compra en caso de una futura alerta. También hay que avanzar hacia una efectiva diligencia en la protección de los DDHH de las mujeres, de los Derechos Sexuales y Reproductivos: una medida que avanza en esa línea es la disminución de puntaje en las compras públicas para laboratorios sancionados por haber cometido errores en el manejo de los anticonceptivos».

Además, los folletos también deberán indicar a la usuaria cómo reconocer errores en el envasado, se avanzará en el uso de recetas electrónicas para el seguimiento más preciso de de personas que consumen anticonceptivos y poder realizar una adecuada trazabilidad, en futuras alertas, y se implementarán fiscalizaciones activas a los fabricantes junto a controles de calidad a las píldoras que están actualmente en el mercado.

Respecto a los plazos, para medidas como cambio del rotulado de envases y diferencia en colores de pastillas, el subsecretario de Salud Pública explicó que «ese tipo de medidas así como cambio de regulación son acciones que desde el punto de vista regulatorio en conjunto con ISP implementaremos durante las próximas semanas. Trabajaremos conjuntamente con la industria productora porque nos interesa asegurar en el país los mejores estándares de calidad y que no volvamos a tener eventos como los que hemos observado».

Según se informó, los laboratorios deberán adoptar sus procesos productivos a las nuevas medidas. También se indicó que se realizará una campaña comunicacional informativa y mayor educación a las usuarias en aspectos de calidad y seguridad de los anticonceptivos.