Agencia Uno
Comparte

Luego de que el ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, descartara ejercer presiones para la salida de Patricia Hidalgo como seremi de la misma cartera, la exautoridad exigió disculpas al secretario de Estado.

"Me sorprende (…) que me injurien sin ningún motivo, como incurrir en la omisión de denuncia de un delito", aseguró Hidalgo, según consignó Emol.

La versión del Gobierno para desvincularla fue pérdida de confianza, ya que no presentó una denuncia por la presunta violación de una menor en un recinto para atender personas en situación de calle.

Sin embargo, ella dice que fue echada por tener diferencias con la subsecretaria de Desarrollo Social, Francisca Perales, y la delegada presidencial Constanza Martínez por "no acatar su autoridad en el momento de aprobar o rechazar proyectos en la Comisión de Evaluación de la RM".

De acuerdo a su versión, tomó conocimiento de los hechos una semana después de ocurridos, ya que "habrían sucedido en un hostal para familias migrantes que administra directamente el MIDESO, bajo la tutela administrativa de la subsecretaria Francisca Perales".

"No obstante lo anterior, cuando finalmente, pasada una semana de haber sido ellos informados y habiendo tomado conocimiento tardío de esta denuncia, de lo primero que me aseguré fue de constatar que las denuncias habían sido efectuadas, recibiendo respuesta afirmativa", añadió Hidalgo.

Por último, la exseremi indicó que no haber disculpas por parte de Jackson iniciará acciones legales para "restablecer mi honor y dignidad".

Últimas Noticias