Un ciudadano llegó hasta el complejo policial de la Policía de Investigaciones (PDI) ubicado en calle Pinto número 700 de Coquimbo. A los detectives de la Brigada de Investigación Criminal les denunció los problemas provocados por una familia dedicada a la venta de drogas en la Parte Alta de la comuna puerto.

Así comenzó la investigación del equipo especialista Microtráfico Cero, que tras unos meses de seguimiento pudieron reunir las pruebas y establecer que en un domicilio de la calle Sargento Aldea, al menos dos hombres y una mujer participaban en el tráfico de drogas en pequeñas cantidades.

“Detectives del equipo especializado, dieron cumplimiento a una orden judicial de entrada y registro en un inmueble, procediendo con la detención de tres mayores de edad. En la intervención logramos incautar cannabis, cocaína base, clorhidrato de cocaína, municiones y dinero en efectivo, producto de la venta de sustancias ilícitas”, señaló el subprefecto José Ortega, jefe de la Brigada de Investigación Criminal Coquimbo.

Personal de dicha brigada y de Vicuña, reforzaron el equipo Microtráfico Cero que incautó 835 grs. de Cannabis (en sumidades floridas), 367 grs. de Cocaína Base y 36 gramos de Clorhidrato de Cocaína y más de un millón de pesos en efectivo, entre otras especies.

“La venta de drogas en pequeñas cantidades conlleva una serie de delitos más violentos, que ponen en riesgo a la población y a los vecinos, por eso es importante que hagan la denuncia a tiempo para poder realizar investigaciones con resultados que permiten recuperar la tranquilidad en los barrios”, señaló el subprefecto Ortega.