Confepa archivos - Radio Agricultura
Publicado enNacional

Organizaciones de apoderados condenan que diputados hayan aprobado proyecto que permite que profesores mal evaluados sigan en ejercicio

Este miércoles en la sala de la Cámara de Diputados, se rechazaron las indicaciones que realizó el Gobierno al proyecto que modifica la ley del Estatuto de los Profesionales de la Educación en materias laborales.

La medida fue celebrada por algunos parlamentarios como la diputada del Partido Comunes, Camila Rojas, quien señaló en Twitter: “… logramos rechazar el veto de Piñera al Proyecto de #DignidadDocente. Además cada uno de los puntos fue repuesto. Si en el Senado pasa lo mismo (rechazo y reposición) tendremos ley con todo!”. A estas palabras se sumaron la candidata presidencial de la DC, Yasna Provoste, quien en la misma red social indicó que esta era una “gran noticia para las profesoras y profesores de Chile”

El rechazo al veto en la Cámara fue condenado por organizaciones de apoderados, quienes consideran que se volvió a poner a los niños y niñas de la educación escolar en segundo plano. Según Erika Muñoz, presidenta de la Confepa, “el proyecto, sin modificaciones, permite que aquellos profesores que reiteradamente son mal evaluados sigan haciendo clases sin importar sus malas calificaciones en la evaluación docente, eliminando una causal totalmente justificada”.

Muñoz añadió que hoy los niños están desprotegidos porque han primado los grupos de interés en el debate educacional. “El Colegio de Profesores nunca ha puesto el interés superior de nuestros hijos y hoy, tanto en el congreso como en la convención, incluidos ciertos candidatos presidenciales, se han olvidado de la necesidad de tener colegios y profesores buenos que se la jueguen por el futuro de los niños”, señaló la dirigenta de la Confepa.

El veto presentado que, entre otras materias, buscaba anular exigencias del Estatuto a instituciones educativas en torno a desempeño de los docentes, capacitaciones, jornadas de planificación en temporadas previas al fin de vacaciones y al bono post laboral. Todas éstas fueran rechazadas por los diputados, quedando la ley tal como era en un principio, y pasando al Senado para ser votada en los próximos días.

Publicado enNacional

“Que las familias elijan”: CONFEPA busca influir en el debate constitucional

Erika Muñoz, actual vocera de la Confepa y que en el 2014 se hizo conocida por liderar la oposición a la reforma educacional de Bachelet, vuelve a la discusión pública, esta vez, para coordinar la organización de una nueva campaña que pretende que tanto el rol preferente de los padres a elegir la educación de sus hijos y la libertad de enseñanza queden consagrados en la Nueva Constitución.

 

La líder de la agrupación de apoderados colegios particulares subvencionados advirtió como un mal precedente la decisión que tomaron hace unas semanas los convencionales tras la aprobación en general de Reglamento de la Convención. “Con la censura de los convencionales a estos temas tan relevantes para la mayoría de los chilenos, se le está quitando poder a la sociedad y a la diversidad que la conforma. No hay pluralismo si todo el derecho a la educación se lo entregamos al Estado”, indicó para luego agregar que “Si se eliminan las escuelas particulares subvencionadas, miles de niños van a quedar sin cobertura, sobre todo los que viven en sectores aislados o más vulnerables”.

 

Por esta razón, la dirigenta trabaja junto a otras organizaciones de la sociedad civil en la campaña “Que las familias elijan”, con el fin de fomentar diálogos participativos que interpreten a los padres y apoderados de los Colegios Particular Subvencionados y llevar esa voz a las comisiones de Derechos Fundamentales de la Convención. “El riesgo es que si no se asegura el derecho de los padres en la educación de los hijos, entonces la Constitución queda incompleta. Somos una voz importante y nos haremos escuchar tal como lo hicimos el 2014 con las reformas educacionales de Bachelet”, señaló.

 

Finalmente, indicó que socializarán en las próximas semanas un petitorio que recoja la opinión de los apoderados y familias, esperando aportar al debate constitucional pero también para ofrecer una visión sobre la importancia del pluralismo de las comunidades educativas en el desarrollo del tejido social.