trabajadores agrícolas archivos - Radio Agricultura
Publicado enNacional

Dos trabajadores murieron electrocutados al interior de fundo en comuna de Llanquihue

Dos trabajadores agrícolas de 52 y 29 años murieron electrocutados en Fundo Las Encinas, ubicado en la comuna de Llanquihue, Región de Los Lagos. Los hombres se encontraban realizando labores de cosecha en el recinto que está dentro del sector de Pellines, específicamente al kilómetro 8 de la ruta V-155.

José Delgado, subprefecto de la Brigada de Investigación Criminal de Puerto Varas, informó a T13: “El día de ayer (sábado), en horas de la noche y en solicitud del fiscal de turno, personal de la Brigada de Investigación Criminal de Puerto Varas, concurrió al sector de Pellines, comuna de Llanquihue para el hallazgo de dos cadáveres“.

A lo anterior, agregó: “En el lugar personal policial logro constatar que dos personas murieron, ambos mayores de edad, los cuales realizaban trabajos de cosecha procedieron a colisionar con un poste del tendido eléctrico, de esta forma recibiendo una descarga eléctrica, la cual les produjo la muerte“.

El accidente donde murieron los trabajadores provocó un incendio, por lo cual Bomberos se trasladó hasta el recinto para contener el fuego y apagar las llamas.

 

 

Publicado enEl Agro

Empresas dicen que persiste el problema para encontrar trabajadores pese a que han aumentado los sueldos

El Banco Central publicó el Informe de Percepción de Negocios (IPN) correspondiente a febrero, el cual confirma el buen pie de la economía chilena, aunque con más alguna señal de fatiga tras el dinamismo inédito que mostró a mediados de 2021.

De acuerdo al estudio, la mayoría de los representantes de la administración de las empresas opina que la demanda interna se mantiene robusta, pero que ha dejado de aumentar con la misma fuerza que en trimestres anteriores, según indica La Tercera.

“La mayor parte de ellos reporta que cerró el 2021 con niveles de ventas similares a los del tercer trimestre, incluso algunos negocios alcanzaron nuevos máximos y un desempeño superior al previsto”, señala el IPN.

Sube la UF, sube la tasa de interés y se reduce el plazo para pagar el crédito: el sueño de la casa propia se pone cada vez más cuesta arriba para los chilenosLa tasa de interés de los créditos hipotecarios sigue al alza y se instala en nuevos máximos desde mediados de 2014Precios de arriendos en la Región Metropolitana se disparan y en casas alcanzan mayor aumento en 14 años

Sin embargo, los consultados hicieron una excepción con el rubro inmobiliario pues la mayoría coincide en que las ventas han ido desacelerándose en los últimos meses, lo que asocian a las mayores restricciones financieras que se han visto a partir de la segunda mitad del año pasado.

Cabe recordar que las tasas hipotecarias han subido de manera constante en los últimos meses y se instalan en máximos desde 2014. A esto se suma que la mayoría de los bancos no están ofreciendo créditos para la vivienda, a más de 20 años plazo.

Todo ello en medio de los altos niveles de inflación que ha registrado la economía chilena y que ha obligado al Banco Central a subir con fuerza la tasa de política monetaria.

En ese contexto, el IPN reporta que las empresas siguen resaltando la relevancia de las presiones de costos que están enfrentando, e indican que este es uno de los principales factores tras el aumento de sus precios.

Los entrevistados señalan que los problemas de abastecimiento y disponibilidad de insumos permanecen, aunque algunos informan que se aprecia una leve mejora en la disponibilidad de insumos.

“En las entrevistas se recoge que gran parte de las empresas ha traspasado a precios parte de los mayores costos. La intensidad de este traspaso ha estado directamente ligada a la fortaleza de la demanda en los diferentes negocios”, consigna el IPN.

Mercado laboral

Con todo, una de las cosas que sigue llamando la atención es que persiste el problema para llenar las vacantes disponibles ya que la cantidad de personas que busca trabajo sigue siendo baja.

Donde hay mayores problemas es en el sector de la agricultura, construcción y turismo, según los encuestados por el Banco Central.

Y si bien buena parte de los entrevistados indican una mayor dificultad para contratar personal de menor calificación (lo que se ha hecho más presente debido a la mayor demanda laboral durante el período estival), varias empresas también advierten algunas dificultades para reclutar colaboradores de mayor calificación, en especial en cargos esenciales para el funcionamiento de las empresas.

Trabajadores en Chile se sienten más esperanzados que con temor frente al nuevo ciclo político y socialDesempleo en inmigrantes cae a menor nivel en 2 años y extranjeros con trabajo llegan a récord de un millónEmpleo anota octava alza consecutiva pero aún se requieren otras 660 mil plazas laborales para volver a la situación de prepandemia

“De acuerdo con varios entrevistados, la falta de mano de obra ha llevado a una menor oferta de servicios —como en el turismo— o una menor actividad —como en la construcción y la industria. En todo caso, gran parte de las empresas indica que su dotación no ha sufrido mayores cambios respecto de un año atrás o de tres meses atrás”, señala el informe.

Alza de sueldos

De acuerdo a los encuestados, la principal acción para enfrentar la escasez de mano de obra ha sido el aumento de los sueldos.

Más de la mitad de las empresas encuestadas señala que ha tomado esta decisión, seguido de la ampliación a más fuentes de búsqueda para los procesos de selección.

Una parte menor indica que simplemente ha decidido no contratar, consigna la encuesta del Banco Central que realiza la Gerencia de Estrategia y Comunicación de Política Monetaria de la División Política Monetaria.

Los entrevistados mencionan alzas relevantes de los salarios en la segunda mitad del año pasado, ya sea a través del componente base y variable o por la entrega de bonos para mejorar la productividad. Asimismo, varios destacan el alto nivel que han alcanzado los sueldos, relatándose episodios donde, incluso ofreciendo mayores remuneraciones, no logran encontrar candidatos.

Publicado enEl Agro

Convenio busca insertar a reos en puestos de empleo de agricultura

En noviembre del año pasado fue cuando se dio inicio al convenio de colaboración realizado entre Gendarmería de Chile y Fedefruta, con la finalidad en su minuto de impulsar a la región como una potencia productora y exportadora de frutas a nivel nacional e internacional.

La coordinación buscaba generar mano de obra para llevar adelante labores del agro, y en dicho contexto y según precisaron desde la dirección regional de Gendarmería, y como consigna el Diario Crónica Chillán, se proyectó desde la unidad penal de los Centros de Educación y Trabajo (CET), tanto en San Carlos y Yungay.

Jorge Valenzuela, presidente de Fedefruta, comentó que la iniciativa, además, surgió a raíz de la motivación por establecer vínculos con la comunidad y facilitar oportunidades de trabajo en el rubro, comenzando así en la Región de Ñuble donde el agro es precisamente un generador importante de empleo.

“En este centro de San Carlos, donde con gendarmería firmamos este convenio de para la reinserción laboral de colonos, nos dio gusto ver cómo se están manejando los conceptos productivos modernos y sustentables de agricultura, por lo que miramos con mucho optimismo esta reinserción, colocación de empleo y apoyo”, dijo.

El coronel director regional de Gendarmería en Ñuble, Rafael Cadenas, informó que la instancia surge también como en el campo laboral, es decir, por temporada, reactivándose en estas fechas la incorporación de internos al rubro citado en conjunto a Fedefruta.

Vale mencionar que entre ambas entidades se realizó recientemente una reunión que contó con la dirección y gerencia respectiva.

“Estamos haciendo este análisis en proyección frente a nuestra capacidad de disponibilidad de personas para poder trabajar”, señaló, tratándose de internos que cumplen condena específicamente en los CET.

Ahora bien, Valenzuela añadió que respecto a las fechas, aún resta por culminar el proyecto como tal.

“Nos encontramos en el diseño del proyecto y haciendo acercamientos con distintos actores, por lo que el comienzo de la reinserción de colonos a labores agrícolas aún no tiene fecha.

Esperamos que se desenvuelvan en labores agrícolas durante toda la temporada, cuando se requiera desde poda hasta cosecha, de acuerdo a las capacidades que hayan adquirido en el centro y en otros programas que estamos viendo”, mencionó.

Respecto de la cantidad de internos, el coronel Cadenas declaró que “en lo concreto visualizamos un universo o cantidad aproximada frente a la necesidad actual que alcanzaría entre los dos CET como de 10 personas. Eso está supeditado en la visión que se puede ampliar frente a otro universo. Tenemos población penal que puede salir a trabajar desde las unidades penales, tanto de San Carlos, como también Chillán y Yungay propiamente tal”.

Acerca de las remuneraciones y la forma de las mismas, el coronel Cadenas informó que la modalidad que se buscaba valerse de prestador de servicios por medio de la empresa y los CET.

Eso sí, también se analiza la posibilidad de la subcontratación, con la mano de obra correspondiente a los CET.

Buscan replicar

Desde Fedefruta comentaron que esperan que la iniciativa se replique en el agro.

“Firmamos el convenio hace casi un año cuando visitamos el CET de San Carlos, y vimos el programa de capacitación para la reinserción social y laboral de estas personas. Ahora nos encontramos en etapas de acercamiento con distintos actores. Tenemos el interés de algunas empresas. Si bien es un proyecto a una escala menor en este minuto, esperamos que esta iniciativa sea la primera de muchas y se replique en otras zonas agrícolas”, declaró el presidente de la institución.

Publicado enEl Agro

Estudian “visa temporal” para extranjeros ante escasez de trabajadores agrícolas

La sequía no es el único desafío al que debe enfrentarse el sector agrícola actualmente. De un tiempo a la parte, la escasez de trabajadores y la informalidad laboral en medio de la pandemia se han convertido problemáticas relevantes, que incluso podrían poner en riesgo las cosechas de esta temporada.

Ya sea por el temor a contraer el covid-19, o por las ayudas fiscales que han permitido al rubro mantener un ingreso estable durante la crisis, lo cierto es que para gremios relacionados al agro cada vez es más difícil encontrar trabajadores para los distintos predios o centrales frutícolas.

En efecto, al ser consultada por Emol sobre la materia, la ministra de Agricultura (Minagri), María Emilia Undurraga, recalcó que “los grandes desafíos para el sector agrícola de este año y del corto plazo son el agua y la mano de obra, y en ese sentido la mano de obra vista de forma bien amplia (…) las proyecciones están hablando entre 100 y 150 mil trabajadores como brecha con respecto a una temporada normal”.

El presidente de la Federación de Productores de Fruta de Chile (Fedefruta), Jorge Valenzuela, aseguró -en base a una encuesta levantada por el gremio con la participación de 550 empresas del sector- que “la mayoría nos dijo que tenía un déficit entre un 50% y 70% de trabajadores para las labores agrícolas. En esas semanas -invierno-había terminado el fuerte de las cosechas de cítricos en la zona norte y centro, y debido a esta falta, se perdió el 24% de estas frutas, porcentaje que no se pudo trabajar”.

Y respecto a la gravedad de la situación actualmente, Valenzuela, explicó que “hoy en día, que estamos a un poco más de un mes de partir con el fuerte de las cosechas de la temporada 2021-2022, ha habido un aumento de al menos un 30% en la remuneración promedio por jornada, pero el déficit de trabajadores es inverso, es decir, un 30% menos. De mantenerse esta brecha cuando llegue el momento de la cosecha de cerezas en noviembre, efectivamente vamos a tener un problema”.

Quien también abordó esta situación fue Ronald Bown, presidente de la Asociación de Exportadores de Chile (Asoex), al afirmar a EmolTV que “muy pronto vamos a tener que empezar a cosechar y eso va a ser bastante complejo”.

“Necesitamos realmente que el flujo se mantenga, o sea, si no hay cosechas no hay flujo, por lo tanto, hay que buscar soluciones porque eso en definitiva trae otro tipo de consecuencias que son bastante preocupantes. O sea, si no hay un flujo, uno lo que está produciendo también es necesidad de menor cantidad de gente a trabajar en las distintas obras, nosotros no podemos esperar, la fruta no espera”, agregó.

Ante esta situación, el representante de Asoex agregó: “Creemos, y esperamos, que tengamos luego algunas decisiones que se adopten, por ejemplo, a los inmigrantes desde el punto de vista de buscar, en caso de existir necesidad, que se cree una suerte de visa especial para inmigrantes durante determinado tiempos”.

Junto con ello, comentó que “históricamente en Estados Unidos es así, desde México, ya sean mexicanos o no, entran con una autorización específica en cuanto a tiempo, ya sean seis meses o tres meses, etcétera.

Nosotros creemos que acá se podría hacer algo similar en la medida que no afecte la disponibilidad de gente nuestra que quiera trabajar. En eso tiene que haber preferencia”.

Por lo tanto, continuó, “esperamos que con esta visa temporal que estamos conversando con el Minagri y también con el Ministerio del Interior, podamos tener mejores facilidades para poder ingresar gente proveniente de Bolivia y Perú, especialmente”.

El reglamento en el que trabaja el Gobierno

Según información otorgada por el Ministerio de Agricultura a este medio, una de las líneas para reactivar la empleabilidad en el sector apunta a avanzar en la intermediación laboral, con colaboración con la Bolsa Nacional de Empleo y las Oficinas Municipales de Información Laboral, organismos dependientes de los municipios y del Servicio nacional de Capacitación y Empleo (Sence), a fin de conectar la oferta con la demanda en el agro.

Sin embargo, existe otra arista que dice relación con la migración a países como Chile, y en ese sentido, diversos ministerios efectivamente están trabajando en la elaboración de un reglamento que, a juicio de la ministra Undurraga, “se hace cargo de la ley de migraciones – promulgada en abril- para tener una migración segura para los trabajadores y, en el fondo, con reglas claras para ambos involucrados, tanto los trabajadores como el país que los recibe”.

Y detalló que “dentro de ese reglamento se contempla una visa temporal de trabajo que es muy importante para el sector y creemos que, entre más ordenado, va a ser mejor, tanto para los agricultores que lo requieran, como para los trabajadores que vienen en busca de estas oportunidades”.

En concreto, la secretaria de Estado dijo que, tal como funciona en países como Nueva Zelanda, Australia, o California en Estados Unidos, el objetivo es avanzar hacia “un sistema que dé cuenta de la necesidad de poder suplir mano de obra, porque son en el fondo, trabajos muy temporales pero a su vez, que también dé la tranquilidad para aquellos que vienen con condiciones conocidas por todos que permitan que esto sea una oportunidad no solamente para una temporada, sino que una proyección en el mediano y largo plazo”.

Junto con ello, enfatizó en que este documento o visa “está justamente regulándose y responde a las necesidades de distintas labores y de la realidad que ocurre todos los años, aquí hay una población migrante, especialmente de Perú y Bolivia, que viene para las temporadas frutícolas específicamente para suplir estas labores que son intensivas, producto de los ciclos biológicos de esta actividad”.

Con miras a que dicha autorización de ajuste a la dinámica laboral del agro, el presidente de Fedefruta comentó que “se ha planteado una subcategoría migratoria para trabajos agrícolas de temporada, con un registro de trabajadores agrícolas de países vecinos que puedan acceder a esta visa, para que los extranjeros puedan trabajar con distintos empleadores agrícolas en la medida que vaya avanzando la cosecha de norte a sur, puedan ingresar y salir y volver a entrar si es necesario, sin perder el permiso”.

Asimismo, adelantó que “los tiempos serían acordados según el período de las faenas, un registro de contratos para acreditar el vínculo, entre otros puntos”.

Mientras que desde Asoex también deslizaron algunas de las propuestas sobre las que han conversado con el Gobierno, tales como que a través de este mecanismo “estén identificados todos los trabajadores extranjeros con incluso el lugar donde van a venir a trabajar para poder hacer el seguimiento correspondiente por parte de las distintas autoridades, pero también para que se pueda conseguir una nueva localidad donde se necesiten más trabajadores. Hay que coordinarse bien”.

“Este es un sistema que hemos propuesto con objeto que se sepa dónde está el trabajador, si está trabajando o no, qué perspectivas tiene y en ese sentido se requiere un determinado tiempo. Esperamos que ojalá la visa sea de seis meses al menos o máximo once meses”, agregó.

Pese a que la titular de la cartera de Agricultura aseguró que este es un tema que está regulándose y en el que continúan trabajando, actualmente el sistema que opera para controlar el ingreso al país es el plan “Frontera Protegida”, que permite el ingreso de turistas extranjeros tras la validación de su esquema de vacunación.

En ese sentido, Undurraga advirtió que “para este año especialmente está supeditada – la visa – a la situación sanitaria, y por eso es otra mesa que estamos llevando a cabo con Salud para ver cuáles son las medidas si es que los pasos lo permiten para poder facilitar este ingreso seguro de estos trabajadores cumpliendo por cierto todas las medidas sanitarias”.

“Estamos justamente trabajando en ello, hay disposición siempre y cuando las disposiciones sanitarias lo requieran y una vez que esté este reglamento en funcionamiento. Actualmente no tenemos visas temporales de trabajo y es justamente lo que está haciendo este reglamento, ordenando esta situación para que para ambas partes sea un instrumento y que posibilite el desarrollo de los distintos sectores y a la vez proteja a los migrantes que vienen en busca de estas oportunidades”.

Respecto a cuándo se podría concretar este reglamento que incluye la mencionada visa temporal, si bien Undurraga evitó entregar fechas, fuentes al interior del Gobierno señalaran a este medio que el Departamento de Extranjería está estudiando algunas propuestas y se está a la espera de que se pronuncien para poder seguir avanzando.

Sin embargo, desde el sector agrícola recalcaron que no pueden esperar mucho más. De hecho, Bown sostuvo que “no deberían pasar más allá de dos o tres semanas tener algo concreto y definitivo en relación a esta materia. Si no es así, vamos a tener que buscar algún otro tipo de soluciones que no son fáciles de lograr”.

¿Y la construcción?

Otro de los sectores que sufrido -en menor medida- el golpe de la escasez de mano de obra en medio de la pandemia es la construcción. También en entrevista ccon EmolTV, Antonio Errázuriz, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), señaló que el déficit de trabajadores está “entre un 5 y un 10%, depende de la región”.

Así, ante esta situación fue consultado sobre si es que impulsaría la idea de una visa que facilite el ingreso de trabajadores extranjeros al país, lo que, aseguró, no sería necesario. “El trabajador de la construcción es una persona que se ve en el más largo plazo, se proyecta a más largo plazo. Cuando son temporeros eso es más complejo y en el caso de los agricultores, están bastante más complicados con esa situación”.

Además, si bien destacó la necesidad de generar facilidades para atraer mano de obra, “también tenemos que ser súper responsables con aquellos migrantes que nosotros invitamos a trabajar a nuestro país”.

“La migración tiene que ser un poquito más desarrollado que decir ‘oye vamos a liberar el acceso para tener mano de obra para tal o cual sector’. Preocupémonos de que realmente las condiciones de vida de las personas que tienen que salir de sus países sean condiciones dentro de parámetros dignos”, concluyó.

Publicado enNacional

Llaman a proteger a trabajadores agrícola durante la pandemia

El senador por las regiones de Ñuble y Biobío, Felipe Harboe, envió un oficio a la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, para que instruya a la Inspección del Trabajo a fin de, en conjunto con las autoridades sanitarias, puedan fiscalizar las faenas agrícolas con el propósito de proteger a los temporeros y temporeras y así evitar un posible contagio de coronavirus.

“Durante la temporada de verano se produce un aumento considerable de faenas agrícolas”, señaló el parlamentario, quien ejemplificó con las temporeras de packing, “que representan una pieza fundamental en la creciente agroexportación chilena y que, en el contexto actual, no dejan de tener variables sanitarias a prever por parte de la autoridad”, sostuvo el congresista PPD.

De tal modo, el parlamentario aseguró que “la gran mayoría de las y los trabajadores son movilizados por las empresas, en transportes privados que, en algunos casos y en vista de denuncias recibidas por parte de éstos, estarían siendo utilizados por sobre la capacidad permitida”.

En paralelo, se ha informado en los últimos días que, en virtud de los informes entregados por el Ministerio de Salud, existiría un aumento considerable de los casos de contagio en todas las regiones, lo que hace imperativo tomar todos los resguardos sanitarios para las y los trabajadores agrícolas que están desplegados en varios territorios, trabajando por sacar adelante las cosechas.

Finalmente, Harboe hizo un sentido llamado para que, en el contexto de la emergencia sanitaria que atraviesa el país, junto al aumento sostenido del índice de contagios, “se fiscalice tenazmente que se estén cumpliendo todas las normas y los protocolos sanitarios, tanto en las faenas como en el traslado de temporeras y temporeros, para así proteger a cada uno de ellos de posibles contagios derivados de la pandemia, con todo el efecto en su salud que ya es conocido por todos”, finalizó.

 

Agencia Uno. 

Publicado enNacional

Gobierno llamó a cumplir con normativa laboral para trabajadores agrícolas

La seremi del Trabajo y Previsión Social de la Región Metropolitana, Denisse Madrid, hizo un llamado a los empleadores a cumplir con la normativa laboral que regula a los trabajadores agrícolas de temporada.

Cabe recordar que la Dirección del Trabajo (DT) se encuentra realizando un programa de fiscalización en todas las regiones del país. En estas inspecciones -sean proactivas o en respuesta a denuncias- la DT aborda normas laborales básicas, como contratos de trabajo y cumplimiento de jornada, y también de seguridad y salud en el trabajo, además de protección a la maternidad, trabajo de menores y transporte de trabajadores temporeros.

“Es un deber de los empleadores velar por la salud y seguridad de todos sus trabajadores. En caso de no hacerlo se exponen a multas que van desde los $447 mil a los casi $3.000.000, por infracciones, por ejemplo, por no proporcionar información suficiente sobre el correcto uso y manipulación de residuos tóxicos, no proporcionar alimentos para ser consumidos en el lugar del trabajo, no proporcionar condiciones adecuadas e higiénicas de alojamiento. Además, de multas por no escriturar los contratos de trabajo”, señaló Denisse Madrid.

En efecto, las infracciones por no cumplir la Ley están catalogadas dentro de los rangos graves y gravísimas.

Las sanciones para las infracciones graves fluctúan entre 9, 30 y 40 UTM. Se aplican, entre otras, por la no inscripción de contratistas, subcontratistas o intermediarios en registro de la Dirección del Trabajo, no proporcionar medios de transporte entre las faenas y los lugares de alojamiento.

Las sanciones para las infracciones gravísimas pueden ser de entre 10, 40 y 60 UTM. Principalmente, castigan el no proporcionar información suficiente sobre el correcto uso y manipulación de residuos tóxicos, no proporcionar alimentos para ser consumidos en el lugar del trabajo, no proporcionar condiciones adecuadas e higiénicas de alojamiento. Además, cabe en este rango de multas el no escriturar los contratos de trabajo.

Entre las normas que se fiscalizan están: contratos de trabajo, pago de remuneraciones y que no haya dobles turnos ni extensiones ilegales de jornada.

En seguridad y salud se controla principalmente que haya agua potable, baños y comedores; señaléticas y almacenamiento de sustancias peligrosas; trabajo en cámara de frío, exposición a plaguicidas y a radiación UV y manejo de maquinarias y vehículos en faenas y entrega sin costo de elementos de protección personal.

En cuanto al transporte, primordialmente se verifica que la antigüedad de los minibuses no supere los 18 años y la de los buses los 22 años, que no viajen trabajadores de pie y que se porte un letrero identificador de esta función específica.

También se verifica que los contratistas y subcontratistas o intermediarios agrícolas estén debidamente inscritos en el registro de la DT.

Asimismo, se impide que las trabajadoras embarazadas realicen trabajos peligrosos o perjudiciales para su salud, que se respete el derecho a sala cuna y que las trabajadoras con hijos menores de 2 años dispongan de tiempo para alimentarlos.

Igualmente, se impide que trabajen los menores de 15 años de edad y que los mayores a esa edad y menores de 18 años lo hagan contando con los permisos correspondientes de padres o tutores y teniendo su escolaridad al día. Además, se resguarda que no ejecuten trabajos peligrosos por su naturaleza o por las condiciones de la faena.

La DT puede suspender faenas agrícolas cuando no haya agua potable y/o baños o se detecte a trabajadores manipulando o aplicando plaguicidas sin elementos protectores, tales como mascarillas, antiparras y ropa especial.

También se puede tomar esa medida cuando se sorprenda a trabajadores laborando en áreas donde se ha aplicado plaguicidas sin respetar el período de reentrada y, en las cámaras de frío, cuando haya trabajadores expuestos a bajas temperaturas, sin ropa térmica y cuando las puertas de estas cámaras no cuenten con manilla o apertura desde dentro.

Finalmente, frente a cualquier situación que signifique un peligro inminente para la salud y vida de los trabajadores.

Agencia Uno