Comparte

En el mercado de los alimentos el factor “salud” se ha instalado como una tendencia dentro de las preferencias de las y los consumidores. Según cifras de Euromonitor Internacional, el mercado de los alimentos procesados en Chile alcanza un volumen de US$11 billones anuales, de los cuales US$ 3 billones corresponden a la categoría salud y bienestar, los llamados alimentos funcionales.

Uno de estos alimentos es el Cranberry o arándano rojo, calificado como un “Super – Alimento” o más aún, denominado como remedio para el alma por sus múltiples beneficios para la salud.

“El Cranberry posee poder antibacteriano, alta concentración de vitamina C, antioxidantes, exclusivo efecto antiadherente, es rico en polifenoles y flavonoides que contribuyen a la salud cardiovascular y favorecen la prevención de infecciones urinarias”, comenta Graciela Rojas, Co Fundadora de BerryVita.

Numerosos ensayos clínicos y estudios epidemiológicos han establecido una correlación inversa entre la ingesta rica en arándanos rojos y la aparición de enfermedades en el corazón. Se suma, que el jugo de Cranberry ha sido consumido durante varios siglos en Estados Unidos, por su capacidad de proteger el tracto urinario de la adherencia de bacterias, lo que ha llevado a los médicos a recomendar el consumo de su jugo como un remedio preventivo y en el co – tratamiento de varias infecciones, entre ellas, la cistitis.

“Está comprobado que es consumir Cranberry o arándano rojo es saludable y beneficioso para nuestra salud. Es ideal para aquellas personas que quieran evitar o sufren recurrentes infecciones del tracto urinario o que desean complementar su tratamiento a base de antibióticos, ya que no es excluyente; pacientes diabéticos, abuelitos y embarazadas que son susceptibles a infecciones de todo tipo. Además, su alta concentración de vitamina C, ayuda a evitar el estrés oxidativo y reforzar el sistema inmunológico”, explica Magdalena Acevedo, Nutricionista y Health Coach.

Debido a sus amplios beneficios, una empresa familiar valdiviana, decidió ser pionera en nuestro país convirtiendo el fruto en un concentrado para acompañar las comidas y preparar jugos,  aumentando su valor nutricional.

“El Cranberry crece en lugares fríos de Norteamérica, Europa y en Chile, en la zona de Valdivia, gracias a que el clima es propicio para el desarrollo del fruto. Así nace el concentrado de Cranberry, producido en la Patagonia chilena a partir de frutos cultivados y procesados en la forma más natural posible. No posee conservantes, saborizantes ni colorantes y es 100% natural por lo que no tiene contraindicaciones", agrega Graciela Rojas

Últimas Noticias