Comparte

Acercar la ciencia y la tecnología a la comunidad fue el objetivo de la extensa jornada que mostró el quehacer de INIA en la región. Charlas y stands con sus principales investigaciones, así como el lanzamiento de proyectos y del primer catálogo de flora nativa del Banco Base de Semillas de INIA, fueron parte del programa.

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA Intihuasi, cumplió 31 años y decidió volcar todo el conocimiento derivado de sus investigaciones y proyectos a la comunidad. Las puertas del Centro Regional se abrieron recibiendo a cientos de visitantes, desde estudiantes hasta agricultores, quienes pudieron conocer el desarrollo de una institución que a nivel nacional lleva 58 años al servicio del sector agropecuario y que en la Macrozona Norte tiene presencia desde hace 31 años.

La actividad contó con la presencia del subsecretario de Agricultura, José Guajardo; la directora nacional de INIA, Iris Lobos; el director nacional de Fucoa, Claudio Urtubia; el seremi de Agricultura, Hernán Saavedra, y representantes de otros servicios del agro regional. Los visitantes pudieron ver de cerca los insectos benéficos y las principales plagas agrícolas en el stand de entomología, diferentes subproductos de las nueces, manjar de leche de cabra y quesos de la misma procedencia con diferentes tiempos de maduración; observar de cerca una estación meteorológica, cultivos hidropónicos y el uso de técnicas agroecológicas.

El subsecretario Guajardo destacó las investigaciones realizadas y la visita de jóvenes estudiantes de liceos y universidades. “Es muy relevante el trabajo que ha realizado en estos 31 años de vida INIA Intihuasi en la Región de Coquimbo, ya que influye directamente sobre todo lo que ocurre en el norte de Chile. Para un ministerio como el nuestro, es muy relevante tener una institución que se dedique a la investigación y a proyectar el desarrollo de la agricultura en los años venideros”.

La directora nacional de la institución, Iris Lobos, agradeció el trabajo de todos quienes conforman INIA Intihuasi, señalando que “es muy importante que estas actividades se puedan hacer y replicarlas muchas veces más. La comunidad tiene que saber lo que el INIA hace, tienen que entender cómo trabajamos y de qué forma podemos apoyar con nuestro quehacer”. Indicó, además, que la institución podrá ser fortalecida con un aumento en el presupuesto para la ciencia, dado que “el Presidente Boric, dentro de su programa, tiene como propuesta poder aumentar el presupuesto a la ciencia, eso significaría que nosotros pudiésemos fortalecer a la institución de manera basal”.

El público asistente calificó positivamente la exhibición. “No venía con las expectativas de ver lo que vi que es súper interesante,  no me imaginé tanta información que me podía servir, me llamó la atención el asunto de las nueces y sus subproducto, también  la hidroponía, me motiva a hacer algo así que en estos tiempos es súper útil”, señaló Jeanette Milla, participante del evento.

El alumno del Liceo Agrícola Tadeo Perry Barnes de Ovalle, Rodrigo Martínez, destacó la “variedad de plagas presentadas, “que te expliquen sobre las distintas plagas que hay, sobre las polillas que me interesa mucho ese tema, quesos, limones; aprendí sobre la pluviometría y cómo medían la lluvia”.

Además de los stands, se realizaron charlas magistrales, tituladas “Transición desde la agricultura tradicional hacia la agroecología en el cultivo de hortalizas", “Monitoreo del clima, suelo y planta para conseguir un manejo eficiente del riego”, “Bichos contra bichos” y "Desafíos de la extensión agrícola en la Macrozona Norte de Chile". También se lanzaron dos proyectos financiados mediante el Fondo de Innovación para la Competitividad Regional, FIC-R, recientemente adjudicados: “Valorización del papayo, un cultivo con identidad” y “Calidad online del agua de riego del río Elqui y Choapa”.

Primer catálogo de flora nativa

Las actividades de aniversario de INIA Intihuasi se trasladaron al Valle de Elqui, específicamente al Banco Base de Semillas de INIA en Vicuña, lugar donde se lanzó el primer catálogo de flora nativa “Preservando la Flora Chilena: Colección de germoplasma de especies nativas en el Banco Base de Semillas de INIA”, que recoge información relevante sobre las 1.300 variedades de semillas de flora nativa conservadas en cámaras de frío de -20°.

El subsecretario de Agricultura, José Guajardo, explicó que “el catálogo resume un poco lo que estamos viendo acá en la realidad. El Banco Base de Semillas es un seguro de vida que tenemos para la humanidad, para nuestro país, acá es donde están las semillas que nos van a asegurar la alimentación en tiempos de crisis y además preservan que no se pierdan especies muy importantes. El trabajo que realizan los profesionales, los técnicos, los operarios, todos los trabajadores de INIA es muy importante para todo Chile, es el principal banco de semillas de todo nuestro país”.

Por su parte, la directora nacional de INIA, Iris Lobos, dijo sentirse orgullosa de representar a la institución y “estar presente en este momento”.  “Es importante que la gente conozca y reconozca la biodiversidad que tenemos, más aún cuando tenemos problemas de soberanía alimentaria, ya que algunos alimentos no los vamos a poder seguir importando y tenemos que ser capaces de producir nosotros. Para ello, tenemos que rescatar nuestras especies, de lo contrario vamos a ir perdiendo semillas y se van a ir perdiendo alimentos, así que siento que el lanzamiento del catálogo hoy y, además poder hacer una tarde abierta del Banco Base, permite entender, ver cómo funciona, cómo se propaga la semilla, cómo se guarda en la cámara de frío, eso es lo que a la gente nunca más se le olvida”.

Últimas Noticias