Andres8
Instagram
Comparte

Andrés Bravo, exparticipante de la segunda temporada del programa de cocina MasterChef Chile, reveló detalles de su contrato en una entrevista.

Recordemos que los participantes firman confidencialidad por lo que en su momento no podía decir nada. Pero esta vez comentó cómo se gestionó su salida: ya estaba pactada.

"Yo iba por 3 meses. Soy arquitecto, y por ser empleado público tengo un permiso sin goce de sueldo por 3 meses, entonces ocupé uno para poder ir a Masterchef. Por 3 meses no me pagaron y la producción sabía que yo iba por 3 meses solamente", señaló en exclusiva al medio Página 7.

El oriundo de Punta Arenas detalló que en dicho capítulo "si tú te das cuenta, cuando salí de Masterchef (día de su eliminación), estoy todo de negro porque yo sabía que me iba. Entonces hay cosas que uno conviene con la producción y en este caso mi salida estaba convenida. En su momento no se cuenta nada porque hay un contrato de confidencialidad".

"Tuve que ir obligado al repechaje, obviamente después entendí por qué tenía que ir al repechaje, porque en el programa como que siempre armaron una supuesta polémica de que no querían que yo estuviera allí", dijo.

"Me imagino que tenían que hacer una continuidad de la historia, de lo que habían dicho mis compañeros en cámara", aseguró, porque sobre su estadía pactada por tres meses sus compañeros jamás se enteraron.

Pero eso no es todo. "Nakasone me ofreció 250 mil pesos para que me quedara, por mes. Yo le dije ‘no, con esa plata no vivo’. Yo no estaba en Masterchef por polémica, yo iba porque me gusta cocinar. Podía ir por tres meses, porque había un compromiso con mi jefatura y tenía que volver".

Últimas Noticias