Comparte

La policía de Hong Kong reprimió este domingo con granadas lacrimógenas y camiones lanza-aguas a los manifestantes prodemocracia que pedían a Reino Unido que haga más para proteger las libertades de su antigua colonia.

Decenas de miles de manifestantes tomaron las calles de la excolonia británica, pese a la prohibición por parte de las autoridades locales.

Algunas cantaron el himno británico haciendo ondear la «Union Jack», así como la bandera de la antigua colonia de Hong Kong.

Poco después, decenas de miles de personas empezaron a manifestarse en los barrios del centro de Hong Kong, de Causeway Bay a Central, pese a que la policía prohibió la movilización.

Hong Kong se ha visto convulsionado desde hace semanas por enormes manifestaciones, a menudo violentas, en las que se piden mayores libertades democráticas y una mayor rendición de cuentas por parte de la policía.

El movimiento es el mayor desafío contra el gobierno de China desde que la ciudad fue devuelta por Gran Bretaña en 1997 y no da señales de terminar.

En virtud de un acuerdo sino-británico firmado en 1984, antes del traspaso de la ciudad a China en 1997, Hong Kong es una región semiautónoma dirigida bajo el principio de «un país, dos sistemas», por lo que puede mantener sus libertades –desconocidas en el resto de China– hasta 2047.

Pero los manifestantes prodemocracia denuncian principalmente el retroceso de las libertades y la creciente injerencia de Pekín en los asuntos de la región, al rehusarle unas verdaderas elecciones libres.

 

AFP.

Últimas Noticias