La Sala del Senado aprobó este lunes en general, y de manera unánime, el proyecto que crea la Pensión Garantizada Universal (PGU).

Tras dar luz verde a la iniciativa, con 37 votos a favor y ninguno en contra, los senadores iniciaron la votación en particular del texto, para luego ser despachado a la Cámara de Diputados.

De esta manera, la Cámara Baja deberá votar los cambios que se le introdujeron al proyecto en su segundo trámite. En caso de aprobarse, será despachado desde el Congreso para su promulgación.

La norma establece que si el pensionado es beneficiario del pilar solidario, o bien, su jubilación es baja y por poseer una vivienda propia o contar con el ingreso familiar de sus hijos, se le hace difícil clasificar para los aportes estatales, entonces podría estar dentro del universo del 80% de la población más vulnerable que será beneficiario de la nueva PGU de $185 mil.

El beneficio también contempla un aporte que sería decreciente para quienes se encuentren entre el 81% y 90% de mayor vulnerabilidad, dejando fuera de este aporte solamente al 10% más rico de la población.

Cabe recordar que el Presidente de la República, Sebastián Piñera, reiteró su llamado para aprobar esta iniciativa, asegurando que no hay “ninguna razón para seguir demorando esta PGU”, ya que el financiamiento de la medida “está asegurado para los próximos 50 años”.

“Hemos conversado y hemos llegado a acuerdos con la oposición y el financiamiento, que es cerca del 0,9% del PIB, está asegurado. Eso es algo necesario, que los gastos permanentes tengan aportes permanentes”, complementó el Mandatario.

Asimismo, sostuvo que “cuando hicimos el presupuesto se calculó para el año 2022 pensando en una tasa de crecimiento de un 6% o 7% y hemos crecido un 12%. Eso significa más recursos para el Fisco”.

Finalmente, comentó que el proyecto beneficiará a cerca de 2,5 millones de personas, puntualizando que “va a significar 185 mil pesos que se suma o agrega a la pensión que cada persona tiene a su pensión. Es un alivio, una mejoría”.